EL TIEMPO DEL CAMBIO, ! ES AHORA

on Lunes, 29 Diciembre 2014. Posted in Desarrollo Político

Lograr la transformación que necesitamos en Abrego, requiere de la colaboración de todos, los que estamos fuera y sobre todo, de sus habitantes. Vivir en un municipio tan lleno de riquezas tanto paisajísticas como de tierra, debe hacernos sentir llenos de regocijo y de candor.

Vivir fuera me ha permitido saber, a todos los derechos que tengo como ciudadano. Tengo derecho a vivir dignamente, a tener buena educación, buenas avenidas por donde transitar, buena agua, luz, alcantarillado, bibliotecas, centros culturales, parques, centros de recreo entre otros. Todo esto hace parte, de una ciudad o un municipio, ya que el dinero sale de cada impuesto que pagamos por tener esos servicios públicos que son para beneficio de todos.

El progreso de un pueblo debe medirse desde esa óptica, no de la que estamos acostumbrados, por ejemplo: cuando traen a un conjunto vallenato a las fiestas decembrinas, ciertamente hace parte de la alegría del momento, pero no hace parte del progreso; puesto que, nos maravillamos con eso y dejamos pasar lo mas importante, que es lo esencial para nuestro crecimiento y desenvolvimiento como humanos. La razón fundamental de nuestra existencia eta enmarcada en esas necesidades.

Elegir un alcalde significa eso, poder contar con un gestor, un gerente, un gran líder que sienta amor por lo que hace y para trabajo de lo publico. Un alcalde debe ser la gran luz para que todos esos servicios públicos funcionen como debe ser. En Colombia, no hemos tenido ni en la escuela, ni en la universidad formadores que sean capaces de darnos esa consciencia, estamos acostumbrados a seguir candidatos que nos convenga. Por ejemplo, que nos pague una suma de dinero, que sirva para conseguir un empleo, o que nos colabore para conseguirle las medicinas a algún familiar enfermo y con esto es suficiente para darle nuestro voto. ¿Pero cuales son las consecuencias de este pensamiento individual y egoísta?. No tengo que ser mago para adivinarlo, solamente hay que ver las obras.

También estamos acostumbrados los ciudadanos del común a pensar que si me sirvió el candidato a mi, es el mejor y tengo el deber y compromiso de defender su gestión, así esta sea las mas mala, pues fue a mi que me colaboro. La democracia se construye con una participación de todos y con la consciencia que a todos nos beneficiaran las obras que el alcalde construya, pues hace parte de nuestro desarrollo como seres humanos en una sociedad.

Los males del municipio son la raíz de no saber elegir el alcalde con consciencia en beneficio de todos. La falta de progreso de un municipio es no vernos como una unidad, sino, como un individuo. De allí, que es fundamental, ponernos a pensar que es bien importante clarificar, que fue lo bueno o malo que hizo el alcalde anterior y con este tenemos la pauta para saber escoger el siguiente con consciencia.

¡El momento es ahora!. Si esta leyendo este articulo, lo invito a que piense, genere muchas preguntas, que se diga a usted mismo, ¿Cómo me siento ahora?, ¿Realmente esta el pueblo desarrollado? ¿Qué no tenemos?, ¿Tenemos buenas calles? ¿tenemos buenas escuelas, buen agua, luz, alcantarillado? ¿hay seguridad de transito, donde pueda caminar sin peligro a ser atropellado por motos, trasctomulas? ¿Qué tan consciente soy de todo eso?. En fin, podemos preguntarnos muchas cosas, podemos reflexionar sobre esto o aquello que nos hace falta como municipio.

Las obras de los Alcaldes son para un pueblo, no para el, no para su familia, no para que se muestre en el mejor carro, con la mejor casa, tampoco por las fiestas que haga. Las obras de un alcalde se muestran en la medida que sea capaz de ofrecer a los habitantes de un pueblo beneficios que sean convenientes para todos sus ciudadanos. Que sea capaz de ofrecer buena gestión con el gobierno departamental, nacional e internacionalmente. De acá sale el empleo para los habitantes, sale el progreso. Igualmente esta en la medida que pueda ofrecer con sentido común, la transformación y no invertir en lo ya invertido. Pensemos: ¿Qué necesidad tiene un alcalde de cambiar un parque que ya esta construido? ¿Cuál es la necesidad de hacerlo? ¿Por qué no piensa en el acueducto, en la luz, en la educación, en una escuela, en una biblioteca, en un hospital, en un centro cultural, en buenas calles, en invitar empresas que se asienten en el municipio para beneficio en empleo?. Todo esto no lo hacen porque no representa inversión donde puedan sacar su tajada económica, representan ante todo gastos que no podrán justificar en como obtener usufructo de ello.

Para las próximas elecciones los invito a votar con consciencia, con unidad de pueblo, no se inscriban en un partido o por las recomendaciones del alcalde anterior, ¡háganlo en libertad! ¡por favor! es el tiempo de cambiar nuestro pensamiento para beneficio de todos. Es el momento de pensar que no podemos seguir votando en la cadena que hemos vivido, de alcaldes, de familias, de dinero, de poder. Es el momento de votar por un líder, por una persona que sea de corazón, que se le sienta la gestión, que sea capaz de dar a conocer un programa de gobierno donde muestre progreso, inversión y sea capaz al tiempo, de explicar y de sentirse parte del municipio y de los problemas que afectan a sus habitantes.

¡Habitantes de Abrego!, háganlo por ustedes, por sus hijos, por sus realidades, por su ser.¡ Voten por la verdad!, ¡voten en libertad!. Que podamos decir, vivimos en el mejor municipio de Colombia.

.

Déje un comentario

Por favor autentique para dejar un comentario. Autenticación opcional debajo.

Ubicación

  • Toronto, ON
    359 Oakwood Ave