Vivir el momento presente

Written by Robinson Arevalo on Viernes, 09 Agosto 2013. Posted in Desarrollo Personal

Todos tenemos un Don, hermoso es descubrirlo, mejor aún el compartirlo, pues se convierte en Bendición.
 
¿Qué significa vivir el momento? Para muchos será el día a día, el trajín diario y la melancolía que produce no haber hecho muchas cosas en el pasado, y tener la mente en lo que se hará mañana. Ahora bien, decir en palabras esta frase de “VIVIR EL MOMENTO PRESENTE” es realmente una decisión que emprende valor moral y mental. Desatar todos los nudos mentales que tenemos de inseguridad frente al futuro nos deja resultados de descontrol mental.

No sabemos bien que hacer frente a los acontecimientos que vivimos a diario, esto es fundamento que nos envía a inseguridades profundas de lo que tendremos en el futuro. Las influencias externas como los medios de comunicación, el discurso negativo de la gente del común en la calle, la violencia de las ciudades y del mundo, no dejan que vivamos un presente adecuado, ¿pero si existe está frase y mucha gente del mundo puede vivir un presente sin atormentarse? ¿como lo logran?

John Lennon dijo: “Cuando yo tenía 5 años, mi madre me decía que la felicidad era la clave de la vida. Cuando fui a la escuela, me preguntaron que quería ser cuando yo fuera grande. Yo respondí “Feliz”. Me dijeron que yo no entendía la pregunta y yo les respondí, que ustedes no entendían la vida. Y en parte,  John tenía razón,  que tan difícil es entender la vida para estar totalmente bien, pero,  con tanto discurso sobre la felicidad, vivir el ahora, el presente, el momento, el instante, ¿por qué no lograrlo yo?


Me he puesto a reflexionar sobre como vivir ese presente, no haciéndome daño pensando en el futuro, muchas lecturas e ideas han venido a mi cerebro, hay momentos, segundos como que uno se desconecta de la rutina, de la vida, de los problemas, ¿Qué hace que el cerebro se desconecte en esos momentos? Fueron tantas y tantas respuestas que quiero manifestarles unas cuantas a ver si logran practicarlas y ponerlas como razón para pasarla bien en la vida, veamos:

Lógicamente tenemos que acabar con el factor tiempo, el día y la noche existen,  nada más, las horas son hechas para las grandes empresas que se inventaron los horarios de trabajo y con esto esclavizar la mente. Igualmente nos hemos sujetado a que los oficios diarios hay que hacerlos a determinados momentos y las diligencias a determinadas horas. ¿Qué nos obliga a seguir la pauta de las horarios de los demás?

Otra idea que nos ata es la de pensar constantemente en el pasado, solamente la palabra lo índica, ya es pasado, no podemos rebobinar el disco y cambiar las cosas, reflexionar quizás si, pero lo que no se hizo o dejo de hacer es imposible recuperarlo o hacerlo. Igualmente la idea de cómo estaré mañana; he aprendido que la razón fundamental de que nuestro mañana este correcto, es vivir el presente con la energía y la emoción que debemos ponerle a la vida. El mañana está asegurado si el presente está bien, entonces hay que actuar ¡YA!

Hay que tener la voluntad de desprogramarse de las ataduras que producen las necesidades que nos imponemos de torturarnos con el pasado, y con el futuro. Comenzar a eliminar las preguntas, ¿por qué no hice eso? ¿Debí haber hecho aquello? ¿Si hubiera pensado de otra manera? ¿Si hubiera negociado aquello? ¿Tendría mucho dinero si hubiera hecho ese negocio? ¿Qué tonto fui? ¡Rebobina!, ¡para!, lo que no se hizo, ¡ya está hecho! ¡Es el pasado no podemos hacer nada!

Igual pasa para el futuro, nos ponemos a hacer planes, soñamos, idealizamos todo, pero no planificamos. De una buena planificación, con conocimiento claro de lo que queremos hacer de nuestra vida provienen grandes resultados. Lo único que tenemos es el presente para hacerlo, no tenemos más. Entonces hay que tener la valentía de encontrar las razones fundamentales para decirnos a nosotros mismos,  ¿por qué no podemos en el presente hacer lo que queremos?, ¿por qué pensamos que mañana será ideal para realizar mi sueño?. ¡No señores!,  ¡el momento es ahora!, si tengo ganas de viajar, entonces tengo que ver todas las posibilidades de viaje ahora, si tengo ganas de salir, entonces el momento es ahora, si tengo ganas de muchas cosas que tenemos ganas, hay que hacerlo en el preciso instante que se nos vino la idea. Pienso que esto funciona si somos independientes y no dependemos de otra persona para tomar decisiones, lógicamente si tenemos ese nivel de dependencia entonces a accionar a buscar lo que nos interesa sin hacerle daño a nadie.

Otra razón fundamental para que nos funcione vivir el presente es la acción que nos da la energía positiva y optimista con que tomemos la vida. Si la tómanos negativamente perderemos fuerza e impulso, si la tomamos positivamente tendremos un gran motor para vivir en el presente todo lo que se nos antoje.


Los tips más importantes que cualquier artículo o mensaje para vivir el presente, los puedo resumir así:
Definitivamente hay que liberarse del factor tiempo, el ritmo lo impone uno mismo, no la gente, ni los medios, ni el esposo, ni los hijos, ni los amigos, uno mismo tiene que adueñarse de su propio ritmo.


Hay que asumir responsabilidades inmediatas no a largo plazo, pues  debemos tener un orden mental y de acción para realizar las cosas que nos interesan se lleven a cabo en nuestra vida.


Hay que asumir el presente tal como se presenta,  con la comprensión de que si tenemos que vivir lo que nos toca momentáneamente,  es por una razón de aprendizaje para que no nos vuelva a suceder. Es no enojarse y desatarse de las responsabilidades a las cuales tenemos que ser sometidos en la cotidianidad. No sabemos para que esas experiencias se presentan, sólo el tiempo tiene la respuesta, entonces,  a no hacerles el feo.

¡NO digas no puedo ni en broma!, como solía decirlo facundo Cabral: El decir no puedo entra al inconsciente, no tiene sentido del humor, lo toma en serio y se lo recordara a uno cada vez que se vaya a intentar.  El definitivamente tenía razón, nuestro inconsciente es como  una grabadora, desde que nacemos va registrando cada palabra, cada paso, el cerebro es un músculo que va absorbiendo esos mensajes y nos acostumbra a hacer siempre lo mismo y a pensar de la misma manera, si no estamos alertas para ver otras cosas que la vida nos proporciona. Muchas veces la vida nos envuelve en un sin número de ataduras mentales y de prejuicios que nos aíslan de lo humano, la visión se nos sesga en ver solamente lo que tenemos al frente, tenemos miedo de expandir la mirada y descubrir otras cosas más.

Entonces para vivir el presente hay que repetirse siempre mientras estemos accionando para lograr los objetivos que buscamos de la vida: “lo estoy haciendo bien. Todo va bien en mi mundo,  todo lo que quiero lo estoy buscando,  este es el presente y lo asumo con decisión como debe ser con acción y amor propio”.


El último tip es: Hay que empoderarse de nuestra vida, somos los únicos dueños de ella..Somos los únicos a quienes debemos rendir cuentas, por las acciones u omisiones que hagamos de nuestra vida.

About the Author

Robinson Arevalo

Robinson Arevalo

El doctor Arévalo es experto en Derechos Humanos, conferencista de Desarrollo Individual y Asistencia Psicosocial y director de talleres de Estima y Potencialidad del ser humano desde su interior.

Déje un comentario

Por favor autentique para dejar un comentario. Autenticación opcional debajo.

Ubicación

  • Toronto, ON
    359 Oakwood Ave